lunes, 4 de junio de 2012

EN RECUERDO DE ISRAEL


“Nuestras vidas son los ríos que van a dar en la mar…”.

Cuando llegan, siempre nos parece pronto; nunca nos parece a tiempo y la mejor palabra parece ser el silencio y la oración confiada en quien nos quiere más que nadie.

Gracias, Padre, por la vida de Israel;
perdona porque nos cuesta aceptar lo pronto que nos ha dejado.
Te pedimos de forma especial por sus padres, su hermana, abuelos, tíos, primos…
Ayúdanos a todos a querer a los que nos rodean
porque la vida es un ratito,
 y lo importante es el amor que dejamos en las personas.
Gracias por el que nos ha dejado, Israel.
Amén



1 comentarios:

  1. Nerea de tercero : Pobrecito mi Israa .. bueno todo pasa en la vida ahí que afrontarlo =( de está a está =) ¡¡¡¡ Gracias Isra....

    ResponderEliminar