domingo, 3 de febrero de 2013

CELEBRAMOS EL DÍA DE LA PAZ




El miércoles, con motivo del Día escolar de la Paz, celebramos en el colegio la Primera Jornada de Convivencia María Reina. En ella pasamos la mañana realizando dinámicas con las que experimentamos las claves de una buena convivencia: CONOCERSE, ESCUCHARSE, CONFIAR y COOPERAR. Por medio de juegos, tomamos contacto y experimentamos cómo no es tan difícil pasar un día en paz. Por eso, para celebrarlo, terminamos la mañana comiendo juntos, un picnic al sol con el que también disfrutamos mucho.




Comunicación
La mañana empezó con el Manifiesto que, en nombre de todos, escribieron los alumnos de 4ª ESO:
Los alumnos de cuarto de la ESO, en nombre de todo el colegio y con motivo de la celebración del Día Escolar de la Paz, queremos compartir con vosotros nuestras reflexiones.
Hemos estado pensando en qué quiere decir “paz”, y hemos comprobado que tiene un significado más amplio del que encontramos en el diccionario. El diccionario dice que la paz es la ausencia de guerra entre países. Pero nosotros creemos que la paz también es el entendimiento entre las personas y el estar en calma con uno mismo.
Evidentemente, el principal impedimento para la paz, es la guerra, así que, muchas veces, pensamos  que la solución de estas cosas, está en manos de los gobiernos. Pero si nos paramos a pensar…
Por ejemplo, ¿conocéis el Congo? Es un país africano que lleva casi 20 años en guerra, a causa del coltán, un mineral esencial para fabricar nuestros móviles. Piénsalo: ¿es realmente necesario que miles de personas pierdan la vida para que nosotros estrenemos móvil?
A lo mejor firmar la paz en un conflicto bélico, sí es cosa de los gobiernos, pero nosotros podemos comenzar a ver que, tanto parte del problema, como parte de la solución, están en nuestras manos, ya que el excesivo consumismo es una de las principales razones de las injusticias sociales que provocan muchas guerras.
Puedes decir que el Congo queda muy lejos, pero también hay pequeñas “guerras” que se producen en lugares tan cercanos como el barrio, la clase o nuestra propia casa. Por eso, podemos hacer que nuestra casa y  nuestra clase sean ejemplos de una forma de vida pacífica, eso hará que nuestro futuro cambie a mejor. Con gestos tan simples como respetar las opiniones de los demás, ponernos en el lugar del otro, hablar de forma amable y con una sonrisa, o trabajar juntos. A la  larga, con un poco de aquí y un poco de allá, los cambios se harán más que notables, y darán lugar a una vida en paz.
Esto, como todo, tiene truco: la clave para conseguir mejores relaciones con las personas que nos rodean, está en nosotros mismos.

Con frecuencia, el ser humano no consigue sentirse en paz porque la buscamos en cosas materiales, fuera de nosotros mismos, sin darnos cuenta de que la paz que ansiamos, está en nuestro interior.
Aprender a ser agradecidos, nos hace sentir en calma y seguros, algo que se reflejará en nuestro día a día: cuando empieces a estar tranquilo, tratarás mejor a los demás…, he ahí el primer paso hacia la PAZ.
Uno sólo no puede cambiar el mundo, pero el mundo somos nosotros, ¿te apuntas a cambiar el cachito que te toca?



Confianza






Diversión


Terminamos la mañana comiendo juntos, un picnic al sol con el que también disfrutamos mucho:














0 comentarios:

Publicar un comentario