miércoles, 13 de febrero de 2013

MIÉRCOLES DE CENIZA

En los días de Carnaval vemos como la gente se disfraza, se pone la máscara, juega a ser aquello que querría ser pero que no puede o no quiere ser, porque muchos condicionamiento o esclavitudes lo impiden. Tras la máscara se esconden las frustraciones y miedos que sólo el anonimato es capaz de romper. Sigue al Carnaval el Miércoles de Ceniza; con él entramos en Cuaresma, tiempo de quitarse la máscara, de mirarse al espejo cara a cara, de despejar el rostro ante Dios; cuarenta días para entrenarnos en el noble arte de la sinceridad para con Dios y para con nosotros mismos, sinceridad que nos exige asumir el hecho de que somos mortales.



Hoy en el colegio hemos celebrado el comienzo de la cuaresma rompiendo nuestras máscaras.Tras la imposición de la ceniza ,cada uno de nosotros ,padres y profesores hemos roto la máscara que durante estos días hemos trabajado en las tutorías. Esa máscara que en ocasiones llevamos siempre puesta y que no deja mostrar lo que de verdad somos.













0 comentarios:

Publicar un comentario