sábado, 1 de junio de 2013

CINCUENTA AÑOS DE FIESTAS

Un año más y ya son cincuenta, el 31 de mayo hemos estado de fiesta. Celebramos el cumpleaños de la madre Cándida como cierre del mes de mayo, el mes de María. Y este curso lo hemos hecho volviendo la mirada al pasado...
Érase una vez septiembre…, empieza el curso, aún nos dura el morenito, nos encontramos después del verano, y en la conversación caímos en la cuenta de que el 8 de noviembre se cumplían cincuenta años del colegio. Ahí nos pusimos en marcha: decoración, tarta, álbum de fotos, invitaciones y merendola cumpleañera. Uf, cuántas cosas que hacer, menos mal que somos muchos…

En un plis plas ya estamos en diciembre, y todo lo empezamos a ver mejor con las gafas de bien ver. Nos preparábamos para el nacimiento de Jesús y descubrimos que llevaba décadas naciendo en nuestro barrio y en nuestro cole, como en Belén.

¡Cómo pasa el tiempo! Ya es otro año. Y entre unas cosas y otras llega el día de la paz en el que convivimos y comimos juntos.

Febrero, y con él carnaval y cuaresma, donde nos enfrentamos a nuestras máscaras.

Entre mes y mes, pintura, mucha pintura. Colores, risas, ilusión…

Y, antes de cerrar el curso, cogemos el impulso del Espíritu de Pentecostés y nos preparamos para el remate de la jugada.
Llegamos al fin de este cuento del que todos hemos sido protagonistas; por eso, antes de lanzarnos a la recta final de junio, celebramos juntos LAS FIESTAS DEL COLEGIO, como una forma de agradecer estos meses y todo lo que hemos aprendido en ellos.
Por la mañana, lo primero que hicimos fue saludar a María y a la Madre Cándida en la Gruta, recordando todas la celebraciones que hemos compartido este curso. Cada ciclo reflexionó sobre una celebración, y nos enseñó cómo seguir creciendo desde lo que aprendimos en ellas. Por eso, como gesto, llevaron macetas con romero, tomillo, margaritas, lavanda..., que el lunes, los alumnos de 3º Diversificado plantarán como parte del proyecto: “La Gruta, nuestro espacio natural protegido”.

Después, en grupos mezclados de grandes y pequeños, recordamos tantos y tantos recreos con juegos de toda la vida, el chito , la rayuela , la goma , la comba , “Declaro al guerra...” , el balón prisionero, el rescate... Descubrimos el fútbol chino y nos hicimos unas camisetas chulísimas como recuerdo de estos 50 años del María Reina. 



La cosa no terminó ahí... La tarde la disfrutamos entre deportes y arte: la tercera edición de la Carrera María Reina , un torneo de fútbol , un karaoke y puestos solidarios con artesanía hecha por profes y madres .
Total, que acabamos agotados, pero felices de haber pasado estas fantásticas fiestas juntos un año más. Muchas gracias a todos por la ilusión, el tiempo, las ganas y las risas...



0 comentarios:

Publicar un comentario