lunes, 29 de febrero de 2016

LA SEMANA DE LA TRANSFORMACIÓN DE LOS ALIMENTOS

La pasada semana como ya os anunciamos, celebramos la semana de la transformación de los alimentos, en la cual descubrimos en primera persona, de donde provienen los alimentos que tomamos en nuestro día a día, o en que podemos transformarlos.

¡¡El primer día hicimos zumo!! Gracias a una licuadora, descubrimos como a partir de unas manzanas y unas naranjas, podemos preparar unos zumos super ricos. La propia máquina es quien en se encarga de separar la piel de la fruta para sacar todo el jugo de ésta.

El martes, descubrimos como hacer palomitas con maíz crudo, tuvimos en clase una de las clásicas máquinas de palomitas de maíz en miniatura, con la que disfrutamos viendo explotar los granos de maíz, y sobre todo, comiéndonos las palomitas.












¡¡El miércoles fabricamos nubes de leche!! Gracias a un "aerochino", normalmente utilizado para dar espuma a la leche que se sirve en los capuchinos, convertimos la leche liquida que tanto nos gusta, y tantas veces tomamos, en espuma.
Convertimos la leche en espuma, tanto fría como caliente,  para después servirla en un vaso junto con un poco de cacao en polvo y así disfrutar de una maravillosa merienda

El jueves tuvimos en clase una maquina de hacer helado, a la cual le metimos yogurt y virutas de vainilla y fabricamos un delicioso helado.
Después calentamos chocolate hasta derretirlo y lo echamos por encima del helado, el cual, al estar frío, hizo que el chocolate se volviese a endurecer y quedase crujiente

Y por último el viernes, esta vez de una forma un poco menos artesanal, experimentamos con unos sobres que contenían unos polvos, que al echarlos en un vaso junto con un poquito de leche, se convertían en un bizcocho de chocolate tras un minuto en el microondas.

Parecía increíble, como unos simples polvos junto con un poco de leche, podían pasar de ser una especie de Cola-Cao a todo un esponjoso bizcocho en un solo minuto, pero allí estuvieron nuestros chicos para asegurarse totalmente de que aquello era cierto, aunque tuviesen que salir con la cara llena de chocolate




Ha sido una semana tan sabrosa como sorprendente, alimentos que en ocasiones no nos habíamos parado a pensar en su origen, resulta que provienen de otros aparentemente sin relación alguna. Como siempre, hemos basado el aprendizaje en la experiencia, en la práctica de procesos que nos han hecho llegar al conocimiento por nuestros propios pasos y de una forma no solo divertida, sino que esta vez ha sido deliciosa también.

0 comentarios:

Publicar un comentario